sábado, 20 de agosto de 2011

DESAFORTUNADAS DECLARACIONES

CARTA ABIERTA A JOSE ANTONIO LOPEZ-ARIAS

Estimado amigo y compañero, como farmacéutico rural y vicepresidente de SEFAR (Sociedad Española de Farmacia Rural), he sentido una gran decepción por tus declaraciones sobre las últimas medidas tomadas por el gobierno en materia farmacéutica, más concretamente sobre las ayudas a las farmacias rurales más desfavorecidas.

Aunque no tengo el gusto de conocerte personalmente, se de tu trayectoria desde los escalones más bajos de Cofares y por tanto presuponía un conocimiento profundo de la realidad de nuestro modelo farmacéutico, seguro que desde tus inicios profesionales en Zamora habrás conocido a muchos farmacéuticos rurales y estarás al corriente de la labor profesional que realizan y en las condiciones tan penosas que tiene que hacerlo.

Que te opongas a las ayudas a la farmacia rural más desfavorecida no deja de sorprenderme, basándote en una argumentación que cae por su propio peso y no merece la pena ni rebatirla.

Espero que aclares si estas manifestaciones son a título personal o como Director General de Cofares, porque en este último caso, no se entiendo muy bien como el Director General de la cooperativa de distribución más importante de España va en contra de los intereses legítimos de muchos de sus asociados, no olvides que muchos de los socios de Cofares son precisamente pequeños farmacéuticos rurales.

Quizás tu tengas una alternativa a las medidas tomadas por la administración para ayudar a la supervivencia de estas farmacias, en este caso te agradecería las expusieras y en caso contrario espero una rectificación de tus manifestaciones por inoportunas e injustas para con los compañeros, que como todos reconocen son uno de los pilares del actual modelo farmacéutico español y que tiene su futuro muy comprometido sin algún tipo de ayuda.

Por último, estoy de acuerdo contigo en tu apreciación sobre el agotamiento del actual modelo de planificación, pero seguro que no estaríamos de acuerdo en el modelo futuro a seguir.

Un saludo cordial
Francisco González Lara

1 comentario:

GABRIELA VALLE dijo...

A la atención de:
D. Francisco González Lara
Vicepresidente de Sefar
(Sociedad Española de farmacia rural)



Estimado compañero:
En primer lugar quiero agradecerte la oportunidad que me das de ponerme en contacto con el colectivo de farmacias rurales, y muy concretamente para valorar las medidas del RDL 9/2011 de 19 de agosto.
Como criterio general, no soy partidario de las subvenciones sectoriales – aunque se disfracen de modificación de márgenes - menos aún en ramas de actividad maduras como la farmacia. Su introducción supone la aceptación de ineficiencias en el modelo y acostumbra a ser la antesala de su desaparición. Esto es aplicable a cualquier sector económico.
Referente al artículo 3 del RDL 9/2011 que modifica el artículo 2 del RD 823/2008 para farmacias en núcleos de población aisladas o con facturaciones inferiores a los 200.000€ anuales. Mi opinión es favorable desde el punto que reconoce la situación excepcional de estas farmacias por primera vez, si bien, económicamente lo considero insuficiente para retribuir el esfuerzo profesional del farmacéutico en estas oficinas de farmacia. Por otra parte, y dadas las cuantías económicas previstas en la escala, se excluye a un importante número de farmacias que se encuentran en situación límite. Además, vista la redacción del Decreto se establece un amplio margen de arbitrariedad administrativa a la hora de determinar las situaciones de ayuda.
En definitiva, entiendo que además de introducir un marco conceptual peligroso para el actual modelo de Oficina de Farmacia, se pierde la oportunidad de reconocer económicamente el valor añadido sanitario y social de la farmacia rural española.
La razón más importante de ser del modelo cooperativo de distribución es la solidaridad y ese es el impulso de COFARES, ratificado en la pasada Asamblea General de Delegados y esa solidaridad, sin lugar a dudas, empieza por las farmacias rurales. Para ello seguimos trabajando en la búsqueda de fórmulas que permitan a este colectivo de farmacéuticos mantener la calidad y la rentabilidad del servicio que prestan.
Para concluir decirte sí a la farmacia rural, sí a retribuirla por su servicio y sí a un modelo de oficina de farmacia sostenible en el tiempo.
Muchas gracias,

Un cordial saludo,

José Antonio López-Arias
Director General del Grupo Cofares