sábado, 25 de febrero de 2012

Felicidades a una nueva Doctora

Ayer defendió su memoria para el grado de Doctor, nuestra compañera Rosa Ana Torrecillas, farmacéutica rural en un pequeño municipio de la sierra de los Filabres almeriense. Sirvan estas líneas para felicitarla públicamente, por su magnifico trabajo y por las conclusiones tan interesantes y tan útiles para la farmacia rural que se desprenden de su trabajo.
Animarla a que publique cuanto antes este trabajo que tiene unos datos muy sorprendentes y que vienen por primera vez a confirmar de una manera objetiva y científica lo que muchos sabíamos y que a partir de ahora podemos demostrar con resultados medibles.
Felicitaciones para la nueva doctora y animo a todos aquellos compañeros que se siguen formando a pesar de lascondiciones tan adversas de nuestro ejercicio profesional, y que demuestran día a día nuestra vocación asistencial y de profesionales de la salud.
Francisco González Lara

martes, 21 de febrero de 2012

Premio de Correo Farmacéutico a la SEFAR

Nuevamente tenemos el placer de anunciaros que la iniciativa "Proyecto de Introducción de Técnicas de e-Diagnóstico en OF rurales" ha sido premiada por Correo Farmacéutico como una de las Mejores Iniciativas del Año en el apartado de Atención Farmacéutica y Educación Sanitaria.

Agradecer a Correo Farmacéutico su decisión y por supuesto a tod@s l@s compañer@s que, capitaneados por Manuela Plasencia, han contribuido a la realización de este Proyecto.

Un fuerte abrazo a tod@s,
Javier

viernes, 17 de febrero de 2012

Consultando la opinión de l@s soci@s de la SEFAR respecto a nuestra 2ª Asamblea

Departamento SEFAR Labs

jueves, 16 de febrero de 2012

FARMACÉUTICOS EN INGLATERRA


Desde hace unos años a esta parte, quizá ahora más todavía, muchos de los recién licenciados en farmacia emprenden viaje a Reino Unido para comenzar una carrera profesional que aquí esta muy, pero que muy complicada.

Cuando trato el tema es inevitable que recuerde a mi hermana. Ella estudió químicas, aunque prefería el diseño técnico. Mi madre le impuso que hiciera una carrera universitaria… ¡como sus hermanos¡… que no iba a ser menos por ser chica. ¡Como si ser aparejador o arquitecto técnico o, más adelante, arquitecto superior no fuera universitario¡. En fin… ¡y eso que era maestra¡.

Por aquel entonces su novio estudiaba farmacia. Su familia tenía y tiene tres farmacias y como quiera que el chico no terminara la carrera, al finalizar químicas fue convencida por esa familia para que estudiara farmacia. Y cuando terminó farmacia y como su novio seguía sin acabar decidió, con mi apoyo, marchar a Inglaterra a trabajar en Boots. Fue el fin de su noviazgo tras once años…pero eso es otra historia.

Trabajó en varias farmacias por toda Inglaterra y creo que también en Gales y Escocia, no estoy muy seguro, y tras unos cuantos años dio un salto a la farmacia hospitalaria. Es en la práctica hospitalaria donde me quedé asombrado de las diferencias con el ejercicio de los farmacéuticos hospitalarios en España. Allí, según me contaba, no existe la especialidad de farmacología clínica para médicos. Algunos de mis compañeros de carrera se sorprendieron cuando descubrieron que en los hospitales españoles la farmacología clínica la llevaban los médicos. Yo también.

Me contaba que en el hospital, los farmacéuticos pasan la visita con los médicos y son los farmacéuticos, una vez diagnosticados los pacientes, quienes llevan conjuntamente con los galenos las decisiones y responsabilidades de los tratamientos. Están integrados en todos los servicios, empiezan en traumatología y continúan en el resto. Las hojas de tratamiento han de ser firmadas por el farmacéutico y medico sin las cuales no son dispensadas en la farmacia del hospital e incluso el farmacéutico corrige, con bolígrafo verde, los tratamientos que considera erróneos.

Más tarde volvió a España y después de realizar un master de registro en el COF de Madrid, regresó a Inglaterra para trabajar en la agencia inglesa del medicamento y después de rechazar un contrato para la agencia europea del medicamento, prefería volver a su tierra, fichó por un laboratorio farmacéutico. En la actualidad sigue en la industria.

Bueno, pues en resumidas cuentas esa es la historia profesional de mi hermana, como la de tantos otros que empiezan allende nuestras fronteras. Unos vuelven y otros continúan.

Pero a la vista de la farmacia inglesa lo que más me sorprende de todo es que no luchemos más por nuestro lugar en la farmacia hospitalaria. Creo que nuestra profesión dedica demasiados recursos a mantener una propiedad olvidándose de la nuestra verdadera esencia. Somos sanitarios y farmacólogos y que nos hayan desplazado, hace demasiados años ya, no es de recibo.

Creo que tendríamos que luchar por nuestra faceta de científicos, de sanitarios, y reivindicar, pero de verdad, que somos farmacólogos con mejor derecho, por formación, que ninguna otra profesión sanitaria.

Un saludo,

Andrés C.

miércoles, 15 de febrero de 2012

martes, 14 de febrero de 2012

La Sanidad valenciana priorizará el pago a las farmacias pequeñas y de núcleos dispersos

Gracias al Twitter de la Federación de Distribuidoras Farmacéuticas, FEDIFAR, conocemos esta información que seguro será de interés para nuestr@s compañer@s de la CCAA de Valencia:
 
http://www.lavanguardia.com/local/valencia/20120214/54254968321/sanidad-priorizara-el-pago-a-las-farmacias-pequenas-y-de-nucleos-dispersos.html

CAMBIO RETRIBUTIVO EN FRANCIA.




¿ Evolución de la remuneración El honorario sí, pero bajo cuál forma?

Las negociaciones para la renovación del convenio con seguro de enfermedad se prosiguen esta semana con el programa, la evolución de la remuneración. Si los sindicatos de oficiales ( empresariales en España o Consejo General) están prestos para cambiar una parte del margen reglamentario hacia honorarios, todavía falta en determinar el nivel y la forma. ESTA VEZ, las negociaciones con seguro de enfermedad (Servicio de Salud, ministerio) están totalmente abiertas. Hace algunos días, los sindicatos de oficinales y los representantes de la UNCAM * ( sindicatos de Farmacéuticos Franceses), pero también del UNOCAM **, se encontraron para una primera reunión de trabajo, con objetivo de cerrar todo el 28 de marzo.
Hasta entonces, seis otras reuniones ha sido programadas desde ahora. El fortalecimiento de la sustitución genérica,La optimización de la red o todavía la revalorización de los guardias serán abordadas (" el Diario " del 2 de febrero). Pero la principal novedad de este convenio es que será tarifaria. Remuneraciones teniendo como base objetivos, son contempladas así en contrapartida de la realización de misiones (detección, seguimiento de pacientes crónicos). También , está previsto introducir progresivamente una dosis de honorarios en complemento a la remuneración al margen comercial. El 25 % dentro de cinco años. " Tenemos cincuenta días para encontrar un acuerdo y firmar el convenio ", resume Philippe Gaertner, presidente de la Federación de los sindicatos farmacéuticos de Francia (FSPF). Ni hablar de ir hacia el " 100 % de honorarios ", el sindicato prefiere jugarse a una parte del 25 % al cabo de cinco años. " Por el primer año, esta modificación debe ser consecuente y visible ", sin provocar " una desestabilización de la red de un punto de vista microeconómico ", insiste Philippe Besset, presidente de la comisión Economía de la farmacia del FSPF. El punto de partida podría pues situarse entre el 10 y 13 % de honorarios, según él. En cuanto a la entrada vigente de esta nueva remuneración, el FSPF cuenta al final del año 2012, incluso a principio del 2013. " Los farmacéuticos están dispuestos a ir en esta vía, asumiendo el riesgo de distorsión de salida que debe, por supuesto, quedarse en proporciones aceptables ", subraya Philippe Besset. El principio de la compensación. La Unión de los sindicatos de farmacéuticos de farmacia (USPO) avanza, ella, otra sigue la pista: el de honorario compensatorio. En práctica, se trataría de un honorario de un importe variable que vendría para añadirse al margen con el fin de asegurar una remuneración mínima para una dispensación. Por ejemplo, esta renta mínima podría ser de 6 euros, como lo sugiere el USPO. Así, para una receta dada, si el margen sobre las medicinas reembolsables libradas asciende un euro, el honorario sería de entonces 5 euros; si el margen es de 7 euros, el honorario sería en este caso de cero. " Hoy, el 25 % de las recetas que se dispensa remuneran al farmacéutico por menos de dos euros, argumenta al presidente del USPO, Gilles Bonnefond. Esto no es razonable. " Este sistema permitiría al mismo tiempo amortiguar los efectos atados a las evoluciones del mercado de la medicina. Fijando una remuneración mínima por dispensación, las bajadas de los precios, y otras medidas de control del gasto farmacéutico estarían así sin consecuencia para la economía de las farmacias. La implantación de este amortiguador " puede hacerse desde la firma del convenio, a finales de marzo, porque no necesita allí modificar la orden de margen ", asegura Gilles Bonnefond. Con el fin de no crear distorsión entre las farmacias, la implantación de este mecanismo debe acompañarse de la instauración de honorarios para las nuevas misiones (cartera de servicios), estima Gilles Bonnefond, como el seguimiento de las crónicas enfermas. Por fin, para él, una reactivación de la política de genéricos permitiría financiar esta evolución de la remuneración. A pequeñas dosis.
Realmente opuesta a la implantación de honorarios, la Unión nacional de las farmacias de Francia (UNPF) Parece no obstante querer ir allá sobre este punto. Su presidente, Michel Caillaud, se dice estar prestos a un cambio del margen hacia honorarios, pero estos últimos deben según él, en todo caso primeramente, representar una parte muy débil, entre el 1,5 y 2 %. ¿ Por qué no más? " Hay que primero modificar el margen actual y modelizar los resultados de esta primera rebanada de honorarios con el fin de ver si esta evolución se aplica con una manera equilibrada al conjunto de las farmacias francesas ", responde Michel Caillaud. Sin realinizamiento y sin modelización, el paso al honorario le parece "peligroso". En resumen, esta primera reunión con seguro de enfermedad permitió a cada uno exponer pues su visión. " Estamos, los tres sindicatos, de acuerdo sobre los principios ", asegura Philippe Gaertner. " Nada esta roto, comenta Gilles Bonnefond. Se trata por el momento de principios de reflexión. " " Todo tarda en negociar ", confirma Michel Caillaud. Finalmente, una cosa está segura, las discusiones serán agrias. Y hasta a algunos meses la elección presidencial, los sindicatos no esperan para que se les haga regalos. " La negociación es difícil, en un contexto difícil económico y social ", concluye Philippe Gaertner.

viernes, 10 de febrero de 2012

Sefar Formación e Investigación...también en Twitter

Hola a tod@s,

En nuestro afán por intentar explorar nuevas vías de contacto que nos permitan acercarnos a tod@s vosotr@s, hemos creado un nuevo canal de Twitter para nuestro Departamento de Formación e Investigación.

Lleva funcionando algo más de una semana y se une al resto de canales que, hasta el momento, estamos utilizando en la red (Twitter de Sefar, Página de Facebook y este blog). 

Nuestra compañera Manuela Plasencia -a la que ya conocéis por ocuparse de la dirección del departamento en cuestión- se está afanando por divulgar enlaces y contenidos relacionados con la formación y la investigación, por lo que muchos de ellos seguro serán de vuestro interés.
 
Os animo desde aquí a que lo sigáis y a que hagáis uso del medio que más os guste para estar informados de la actualidad de nuestra Sociedad. Nosotros por nuestra parte continuaremos buceando entre las capacidades que la 2.0 nos ofrece con el fin de ofreceros el mejor servicio posible.

Un fuerte abrazo a tod@s y buen fin de semana,
Javier 

miércoles, 8 de febrero de 2012

Responsabilidad civil y penal de farmacéutico

Antes de comenzar me gustaría recomendar el libro curso básico de derecho farmacéutico de la asociación española de derecho farmacéutico (asedef). Un regalo de la vocal de oficina de farmacia de mi colegio y a la postre de la comunidad autónoma, Dª Alicia Ramos, que no puedo por menos que agradecer. Puede servir de consulta para todas las inquietudes que en materia jurídica aborden al farmacéutico.
En estas líneas me gustaría centrarme en el debate surgido a raíz de la publicación de los baremos para optar a la apertura de farmacia en la comunidad autónoma murciana. Intentaré dar un poco de luz al asunto desde mi humilde punto de vista jurídico y a sabiendas que es válido para todas las comunidades autónomas. Evitando, lo más posible, la incorporación de terminología especializada.
Empezaré por la definición de responsabilidad entendiéndola según la segunda acepción de la Real Academia española de la lengua, esto es, como deuda, obligación de reparar y satisfacer, por sí o por otra persona, a consecuencia de un delito, de una culpa o de otra causa legal. Lo que conlleva, por tanto, una obligación de restituir, reparar el daño e indemnizar por los perjuicios, si nos atenemos al código penal.
No creo necesario en el presente la relación de delitos que pueden producirse por un ejercicio del farmacéutico sin la debida diligencia, ni los derechos de los pacientes que pueden conculcarse pero sí los ámbitos en los cuales puede exigirse dicha responsabilidad. Son el ámbito civil (contractual o extracontractual), el penal, el administrativo y el corporativo (disciplinario).
Centrándonos en la responsabilidad penal podemos determinar que es estrictamente personal y la actuación individual ha de estar tipificada en el Código Penal, es decir, para que tenga la naturaleza de falta o delito ha de ser un hecho contemplado en dicho Código. La pena corresponderá a quien cometa el acto y sólo a él, es por ello independiente al cargo que se ocupe en la oficina de farmacia: titular, cotitular, regente, sustituto o adjunto. Repito, solo puede exigirse a él.
Sin embargo, la responsabilidad civil por la actividad profesional desarrollada en la farmacia, sea o no consecuencia de una pena que se impone a cualquiera de los que trabajan en ella, facultativo o no, afecta al que la comete y al responsable de la oficina de farmacia en ese momento: titular, cotitular, regente o sustituto. A dicho responsable puede exigírsele de forma solidaria con el que hubiera realizado el hecho punible, falta o delito, o de otro orden distinto al penal, la indemnización que proceda, pues responde civilmente de la actuación de los que bajo su dirección trabajan. No puedo resistirme a argumentar que el fundamento de las anteriores afirmaciones es el art. 1903.4 CC y los artículos 110 y 120.4 CP, entre otros.
Expuesto lo anterior me pregunto tanto si ha de tener la misma puntuación en los baremos el farmacéutico adjunto como el resto y si dicha puntación ha de tener una consecuencia insalvable que impida a los adjuntos optar con posibilidades a la concesión de una nueva licencia. Mi respuesta, desde la mayor humildad y coherencia que puedo no puede ser otra que la negativa a ambas cuestiones.
Salvo mejor criterio,
un saludo,
Andrés C. Reviriego.

martes, 7 de febrero de 2012

¿Hicimos lo correcto?

Hoy reflexiono sobre el impago en Castilla la mancha,creo que a ráiz de los acontecientos, nos puede valer este texto para reflexionar un poco.

Han transcurrido casi 8 meses desde aquel insólito día, el 20 de Junio de 2011, fatídica fecha, que fue el inicio del impago por parte de la administración a todas las farmacias Castellano Manchegas, y hoy me he preguntado, si hicimos lo correcto, si nuestra actuación como colectivo fue la adecuada, o sencillamente estaba cargada de resquemores irresponsables que nos han conducido a la situación actual.

Creo que debe de comenzar por parte de todo el sector, un análisis carente de toda visión sentimentalista y con una perspectiva aséptica y objetiva que determine si nuestra forma de afrontar la crisis del impago fue y ha sido la correcta.

El impago o la posibilidad del mismo, surgido a la par que el cambio de gobierno autonómico, hasta el día 20 de junio era percibido por el sector como algo posible pero improbable en el hecho en sí y por supuesto inimaginable en términos de magnitud monetaria que este alcanzaría con posterioridad. De hecho los días posteriores al 20 de Junio, cobijados bajo un manto de irrealidad, incautamente justificábamos esté por razones políticas derivadas del cambio de gobierno, o con otro tipo de excusas de carácter financiero o presupuestario, y confiábamos en que el abono de la factura pendiente se realizara en unas fechas próximas y venideras.

Hasta la fecha, la profesión, por regla general, había estado envuelta en un halo protector que le inmunizaba y protegía de los estragos que la crisis económico financiera estaba causando en la economía nacional, y gozaba de un cierto status de privilegio, sintiéndose ajena a la cruel realidad que en ese momento se batía sobre la sociedad española. Si nos circunscribiéramos a la terminología militar “fue una invasión sorpresa para la que no estábamos ni logísticamente ni mentalmente preparados”.

Nuestras primeras reacciones, cuando el impago se hizo evidente, estuvieron presididas por la perplejidad, la incredulidad, aderezados con sentimientos de irritabilidad, irracionalidad, indignación y despecho, sentimientos que nos azotaron y nos perturbaron en mayor o menor medida a todos nosotros, y que fueron aumentando en intensidad conforme pasaban las semanas, y que tuvieron su culminación el día del cierre patronal del ya pasado agosto y posterior reacción del gobierno regional, que diluyo buena parte de ellos.

Nuestra primera reacción sentimental fue la perplejidad y la incredulidad, no entendíamos el impago hacia nuestro sector, nos perplejo que lo realizara un gobierno al cual el sector, por regla general, era afín a la ideología política que esté promulgaba, era una puñalada traicionera de alguien afín, “de uno de los nuestros”, afinidad ideológica cargada de soberbia, prepotencia e indiferencia ante los profesionales que sufríamos el impago por parte de una administración que se mostraba lejana y distante. La incredulidad se apodero de todo nuestro colectivo, no entendíamos el impago hacia nosotros, nos preguntábamos ¿por qué a nosotros?, otros colectivos deben asumir sus impagos, pero nosotros “no somos simples proveedores, somos sanitarios”. Quimérica ilusión, estábamos sumergidos dentro de una enajenada egolatría, que nos hacia percibir la realidad distorsionadamente, y repetíamos y repetíamos una y otra vez ese falso slogan de autoconvencimiento “no somos proveedores, somos sanitarios”, pero la realidad siempre borra estas quiméricas ilusiones, disipa cualquier atisbó de ensoñación e impone su crueldad y objetividad, y la administración se comporto con la farmacia como se porta con cualquier otro proveedor, por lo tanto para ellos somos proveedores, con una serie de privilegios y con una serie de obligaciones propias de nuestra condición que nos distinguen y diferencia de otros proveedores, pero con una característica común, la administración, actúa con prepotencia caciquil, si tiene problemas de tesorería puede retrasar los pagos y el proveedor debe asumirlo, por que sencillamente si no lo admite perderá su condición como tal, es la sumisión del débil con respecto al poderoso.

Con posterioridad o a la par, nuestras conciencias fueron conquistadas por la indignación, la irritabilidad, el despecho y la inconsciencia, en esas primeras semanas una gallardía desmesurada de apodero de todo el colectivo, y la ceguera de la incredulidad nos perturbo de una visión más sensata, de una perspectiva más racional sobre la forma de actuar y abordar un problema hasta la fecha nunca planteado.

Pero fuimos más osados y nuestra gallardica insensatez nos convinciono a plantear un duelo de tu a tu contra la soberbica administración, nos creímos leones y éramos simples ratones, y emprendimos una serie de acciones, tratando de intimidarlos, que tuvieron su cenit en el cierre patronal no autorizado de Agosto. Creyéndonos ganadores de la contienda, a los dos días la presidenta regional nos devolvió a la realidad con una resaca de contundentes acciones que disiparon nuestra embriaguez de soberbia.

Pero esa fecha, marco un antes y un después, dinamito la unidad de acción y ocasiono una enorme falla irreconciliable dentro del colectivo de los farmacéuticos. Creándose dos tendencias yuxtapuestas, y como si de una religión se tratara, se erigieron mártires y verdugos dentro del colectivo, héroes y traidores de una contienda del cual todos eran victimas, se demonicio a todo aquel que no comulgara con los ideales imperantes, tratándolos como serviles mancebos de una caciquil administración y acusándoles de promulgar intereses espurios para todo el colectivo a costa de su propio beneficio.

La primera tendencia abogaba por ahondar e implementar las medidas de presión, no estaba en juego solo la cuestión monetaria, era la dignidad de la profesión la que se batía en esta batalla, un claro sentimiento de subordinación ligado a ciertas dosis de chovinismo alentaban a los compañeros a seguir en la línea de la confrontación, la cual sin lugar a dudas desembocaría en el acatamiento por parte del gobierno regional de nuestras reivindicaciones, y nuestra profesión nunca más seria presa de los caprichos intervencionistas de nuestros soberbios gobernantes. Pero quizás, tal postura no estaba viviendo una ensoñación que le hacia percibir un poder y una fuerza de la que estaban totalmente carente,” se creían mortíferos destructores cuando solo eran simples barcos de pescadores”.

Y planteaban acciones de protesta, y nuestra alocada percepción soñaba que la injusticia con nuestro sector no le saldría gratis, la prensa nos martirizaría, nosotros somos injustas victimas de un cruel despotismo, las protestas en la calle, los carteles, las manifestaciones, harían que la opinión publica enarbolaría nuestra bandera, pero estas acciones eran meros dulcecillos que lo único que conseguían era endulzar nuestro amargor causado por el impago y consolar nuestra ególatra frustración y ante los cuales la administración se mostraba una miserable impasibilidad e indiferencia.



El tiempo hubiera disipado cualquier esperanza y nos hubiera convidado a tomar iniciativas más drásticas, y hubiéramos planteado un cierre patronal indefinido o que la población asumiera los costes de sus tratamientos, entonces si que doblegaríamos a la administración pensarían los hostigadores de tales medidas, pero habría que preguntarnos, con aptitud pitonisa, que hubiera ocurrido realmente.

Esta claro, todo el aparato el Estado se hubiera cernido sobre nosotros, los antaño victimas ogaño seriamos verdugos, y Goliat abatiría a David, la cadena siempre se rompe por su eslabón más débil, las consecuencias hubieran sido imprevisibles, y con toda certeza el sistema actual de regulación y prestación farmacéutica estaría dinamitado.

Y viendo que Castilla la Mancha, podría ser la mecha que encendiera la hoguera de la desregularización, nuestra particular batalla era una partida de resultado imprevisible y con consecuencias devastadoras para el todo el sector a nivel nacional; desde el Consejo Nacional, el que nunca se ocupo, ni nunca le importo sus aconsejados más desfavorecidos, temiendo que el fuego manchego les incendiara y arrebatara de placidos y cobijosos pesebres, instaron a la negociación, al apaciguamiento y al entendimiento de las partes.

Creo y es una opinión personal, que de haber persistido en las medidas de presión, estas nos hubieran abocado a la miseria económica, al no persistir en ellas, y optar por el apaciguamiento y la pleitesía hemos sido abocados a la eterna miseria moral; el olimpo de la inmortalidad no esta reservado para los mansos y los serviles.

Si hubiéramos tomado esta senda sin retorno seguramente se nos acusaría de irresponsables por haber propiciado su ruina, y les podríamos haber contestado, no, no habéis perdido todo, vuestra honra y dignidad permanece intacta, pero….., les hubiera valido la respuesta.



Para terminar ayer un compañero me telefoneo y me pregunto si cobraríamos en febrero, le dije creo que si, ¿y en Octubre? , no lo se le respondí, saben que pueden dejar de pagar y no pasa nada. Entones cierro me dijo. Le conteste, y como piensas pagar la deuda que tienes contraída con nuestros avaros acreedores, esto lo deberías haber meditado antes de firmar el “préstamo de salvación”, que la baturra Caja te concedió, estas encadenado dentro de su caverna, todos somos rehenes de nuestros propios actos.



Continuara….

Paco.

jueves, 2 de febrero de 2012

Curiosidades

En la actualidad, todos sabemos que nuestra planificación no tiene otro sentido que la garantía de accesibilidad del medicamento para el usuario del sistema nacional de salud. Pero no fue ese el motivo directo que propició su inicio, a principios de los 40 del pasado siglo, en plena posguerra autárquica.
Podemos transcribir del decreto de 24 de enero de 1941, por el que se reglamenta el establecimiento de nuevas farmacias, lo que en su exposición de motivos figura: “...Es cierto que la libre concurrencia base de la industria y del comercio del pasado siglo, atraviesa una crisis aguda, libertad que, si en algún tiempo produjo algún beneficio, hoy produce un notable encarecimiento de las mercancías y, a la par, no satisface las necesidades más elementales de los profesional, planteando un grave problema social y otro de sentido moral que el Gobierno debe vigilar estimulando una mayor elevación en ese sentido moral de los profesionales farmacéuticos, de lo que se deducirá un mayor beneficio para la salud pública...”.
Ya en los años 40 el precio de los medicamentos estaba regulado y en la ciudad las farmacias se organizaban para la realización de guardias obligatorias. Esto es, existía una regulación previa a la implantación de medidas reglamentarias para el establecimiento de nuevas farmacias. O sea, obviamente fue antes la regulación de precios y la obligatoriedad de servicios que la reglamentación de límites en la apertura de establecimientos.
Una vez hecha la introducción, podemos afirmar -todos conocemos- que la planificación actual, desarrollada por las diferentes comunidades autónomas, atiende a criterios territoriales y poblacionales. En cuanto a los criterios territoriales la referencia son las Zonas Básicas de Salud, ligeramente retocadas y/o renombradas. En cuanto a los criterios poblacionales, de igual modo, las comunidades autónomas marcan unos módulos poblaciones en función de sus criterios particulares.
El resultado de la aplicación de la normativa reguladora en materia de oficinas de farmacia es, mas o menos, una farmacia por cada 2.000 habitantes de media nacional. Pero claro, hay diferencias muy significativas en cuanto a la dispersión geográfica de las poblaciones en las distintas comunidades autónomas. Así, la media nacional son 24 kilómetros cuadrados por oficina de farmacia. En Madrid hay una farmacia cada 0.62 kilómetros cuadrados; en Castilla y León una cada 58 kilómetros cuadrados; Valencia una cada 4.71 kilómetros cuadrados; Castilla la Mancha una cada 62 kilómetros cuadrados; Cataluña una cada 8.84 kilómetros cuadrados; Andalucía una cada 25 kilómetros cuadrados, entre otras. Todo ello lleva a que en comunidades autónomas como la dos Castillas tengan en su haber un gran número de minúsculas boticas diseminadas por su territorio para dar el servicio farmacéutico al 100% de la población española.
Otro día escribiré, que tengo ganas, sobre el interesante tema de responsabilidades civiles y penales de los farmacéuticos en virtud de su cargo en la oficina de farmacia.
Un saludo,
Andrés C. Reviriego