miércoles, 12 de enero de 2011

Mirar para otro lado

Qué triste es leer ciertas noticias, parece que los dirigentes colegiales asumen que no hay otro camino que la conversión de farmacias en pueblos pequeños en botiquines.
Cuando a la profesión le intereso la manida capilaridad para defender el modelo ante los ataques de Europa, nadie ponía en duda, es más, se ponderaba la labor de estas pequeñas farmacias. Si algunos decíamos que era una locura las aperturas en municipios tan pequeños, porque esto llevaba a una proletarización de la profesión y a un ejercicio en muy difíciles condiciones nos anatematizaron.
Ahora que las circunstancias han puestos muchas de estas farmacias a un paso de la quiebra, ya no se piensa que son necesarias, porque esta postura llevaría a tener que ayudarlas a seguir adelante, bien mediante un cambio en el modelo retributivo o directamente con una compensación por su labor en medio tan adverso. Pero claro cuando la profesión o sus dirigentes se pone al borde del precipicio, no quieren dar ningún paso adelante, directamente se cambia de opinión.
Paco Glez. Lara

4 comentarios:

paco dijo...

El primer punto que debemos tener en cuenta, es que el propio sistema es el que a conducido a la atomización del sector, la regularización del mismo,que impide el libre establecimiento ha conducido a muchos compañeros al abismo, ubicandose en una pequeña poblacion rural, pero no es porque ellos haya querido si no que es el propio sistema regulatorio quien les ha empujado.
La situacion era soportable ya que la ubicación en tales poblaciones era una primera puerta de entrada para ubiciones futuras mejor emplazadas demografícamente hablando, y además el gasto sanitario en farmacia crecia a un ritmo de dos digitos anuales.
Pero ete aqui, que la situación ha cambiado radicalmente y el futuro de la farmacia rural no es incierto, la realidad es que con las reglas del juego actuales es inviable su mantenimiento en unas condiciones acceptables para los profesionales implicados y la situación lejos de solucionarse ira agravandose con el paso del tiempo.

Y nuestros dirijentes que proponen sin ningun resquemor, Primero si el perro esta enfermo, la mejor solución : matarlo. y a otro asunto y con ello una reinventación del sistema. Van a un sistema regulado que no beneficie al paciente de las poblaciones rurales, total son de tercera categoria, y muchos menos a los farmaceuticos establecidos en ellas, pobres muertos de hambre, con los bien que estarian bajo nuestra bota ejerciendo como subalternos nuestros (adjuntos.El sistema regulado según ellos debe tender a el mantenimiento de sus Machito yt su estatus de privilegio.

Nuwanda dijo...

Es increíble, pero todavía tenemos representantes que no se dan cuenta que el fín de la farmacia rural es el fín del Modelo...Pero yo le daría la vuelta a tan estudiada medida: OK a lo de los botiquines siempre que dependan de la farmacia urbana que concedan al rural que se ha estado matando muchos años en esa localidad...¿a que así ya no le mola al COF de turno?
Una abrazo,
Jaime

victoria dijo...

He leido, dos comentarios, y los dos me parecen sobresalientes.
Pero creo, que si no hacemos nada nosotros, los rurales, ningun representante nuestro , lo hara, todo lo mas ira dando largas, hasta el sepelio, ya que no veis, algo, mas injusto, que la FEFE, renuncie, en nuestro nombre, a reclamar a sanidad, por usar, precios falsos, en el computo, de referencia.Y si ello lleva a la ruina, a las rurales, que mas da, mientras,CAEN, que hagan muchas guardias.
Hace tiempo que lo pienso porque no se le pide una investigación, a la fiscalia, pues es obligarnos a trabajar, pagando los gastos.Nos diferenciamos mucho de los esclavos. Derrota.

Pedro dijo...

¿Pero es que no veis que la solución más viable en la situación actual es la apliación del modelo navarro al resto de España? Los COF ningunean y desprecian a los farmacéuticos sin farmacia pero a los rurales os ningunean y utilizan.