viernes, 5 de diciembre de 2014

Desavenencias en la Comunidad Valenciana

Como ya sabéis todos, la SEFAR está presente en la Comisión de Asistencia Valenciana que está trabajando en la elaboración del nuevo Acuerdo Marco en el que se fijan las condiciones de colaboración entre la Administración y las oficinas de farmacia radicadas en esta CCAA. Además, SEFAR decidió formar parte del Grupo de Trabajo de Servicios Farmacéuticos porque entendíamos que de los cuatro grupos en los que se ha dividido el trabajo era el que más podía interesarnos a la hora de desarrollar nuevos servicios profesionales y de velar porque su deseada implantación no suponga limitaciones a los compañeros que ejercen en el medio rural, ni por supuesto a los habitantes de las poblaciones a las que atienden.

Por primera vez, la Comisión de Asistencia Valenciana ha congregado en su seno, por iniciativa de la Conselleria de Sanidad y por ende de la Dirección General de Farmacia, un nivel de representación de la profesión prácticamente total, al contar, no sólo con los COF, sino también con sociedades científico-profesionales y patronal. La medida me merece una opinión muy positiva por su carácter incluyente y porque además refleja un alto grado de transparencia ya que todos intentamos hacer llegar nuestras opiniones y esto nunca se hace público; de esta forma todo es visible.

A estas alturas todos comprendemos que legalmente sólo los COF pueden firmar este convenio, pero todos deberíamos comprender igualmente que hay voces que no se escuchan en una negociación de este tipo, precisamente porque nadie pone los medios para que esto ocurra, con lo cual, desde SEFAR saludamos y celebramos que alguien tenga interés en oir puntos de vista diferentes, porque es la mejor forma de alcanzar acuerdos interesantes.

Dicho lo anterior, estaba claro que aunque nadie se ha opuesto a esto de forma pública, el ego de las instituciones colegiales tenía que salir a relucir tarde ó temprano, y de algunas leves y desafortunadas insinuaciones de algunos "compañeros" como el presidente del COF de Castellón en relación a la representatividad de los que componían esta mesa, el asunto ha llegado a su cénit tras un plante que se ha decidido de forma unilateral por los COF y que SEFAR no ha respaldado.

Ante el aluvión de correos internos que nuestra representante está recibiendo descalificando nuestra actuación entiendo necesario salir en su defensa y aclarar algunas cuestiones:
  1. Sara Domingo, compañera de Todolella (CASTELLÓN), actúa en la negociación de este Acuerdo Marco en representación de la Sociedad Española de Farmacia Rural (en adelante SEFAR), por tanto, y aunque confiamos en el buen juicio de nuestra compañera, ella lleva a las reuniones los planteamientos que desde SEFAR se le transmiten, a los que ella aporta su visión local y la de cualquier compañero que quiera hacérsela llegar.
  2. La prestación farmacéutica es una servicio de interés público que está delegado en unos establecimientos de carácter privado (oficinas de farmacia) por decisión de la Administración, y por tanto, aunque existe un blindaje legal que obliga a negociar con los COF, la Administración está plenamente legitimada para sentar a la mesa a todo aquel que piense que puede aportar valor añadido a la opinión que podríamos denominar como "oficial".
  3. En relación a esto último, entendemos que no tiene la más mínima discusión que la SEFAR es miembro de pleno derecho de la Comisión de Asistencia Farmacéutica y entendemos que nuestra presencia allí se corresponde con la intención de la Administración de contar con todas las perspectivas de un sector que conforma una red de establecimientos con una tipología que dista mucho de ser homogénea, y por tanto para buscar buenas soluciones globales será necesario tener en cuenta sus muchas particularidades.
  4. Por ello, la SEFAR tiene puesta su atención principalmente en dos cosas: Trabajar por una implantación de servicios retribuidos, también en el medio rural, y evitar que el coste que su implantación pueda acarrear suponga un lastre que los haga inviables.
  5. La SEFAR es una sociedad independiente que lucha por dignificar y hacer viable el ejercicio de esta profesión en el medio rural, y en ese objetivo valoramos enormemente la libertad de opinión y expresión porque entendemos que es lo que nos otorga libertad de actuación, por tanto emite sus opiniones sin preocuparle a quién gusten ó disgusten las mismas. Respetamos y valoramos todas las opiniones, especialmente las contrarias, y por tanto deseamos una actuación similar con las nuestras. 
  6. El DL 02/2013, al parecer el origen del problema, se publica el 01 de Marzo, es decir, hace 8 meses, y desconocemos si anteriormente han existido gestiones para realizar las modificaciones a las que aluden, si ha existido una nula atención ó si ésta ha sido despectiva hacia los COF como para motivar un plante en unas negociaciones de carácter profesional que entendemos deben diferenciarse y caminar de forma independiente a las de carácter político. 
  7. Por otro lado, a nuestra representante no se le avisa de las razones de este plante de forma oficial, sino de manera extraoficial a través de un miembro de la Junta del MICOF, el mismo miembro que me llama a mí el fin de semana para advertirme de que acudiríamos sólos a la reunión, cosa que no ocurrió porque también se presentó la patronal y el representante del COF de Castellón, al parecer porque su presidente no le advirtió (me permitiré no opinar sobre esta ausencia de comunicación).
  8. La decisión de acudir a la reunión del Grupo de Trabajo sobre servicios farmacéuticos y no secundar el plante la tomo yo en mi calidad de presidente y es respaldada por mis dos vicepresidentes: Paco Mateo y Paco González Lara. Aún así, asumo plenamente la responsabilidad de esta decisión y por ello pido a los que se hayan indignado con ella que me dirijan a mí personalmente los correos para atenderlos correctamente: fjguerrerogarcia@gmail.com.
  9. Nuestra compañera encarna perfectamente la tipología de farmacia del socio tipo de SEFAR, es decir, ubicadas en poblaciones de menos de 500 habitantes y con una situación asfixiante en diversos ámbitos, no sólo el económico. Atendió mi solicitud de representarnos en dicha Comisión y acude a las reuniones sin recibir dietas, destinando como otros compañeros que trabajan en nuestra sociedad su tiempo y capacidades, de forma totalmente altruista al bien común del resto, por tanto realiza un esfuerzo impagable para hacer llegar la voz de la farmacia rural a todos los estamentos, máxime en estas condiciones. Eso es algo que valoro enormemente y por ello no puedo consentir que tenga que aguantar improperios ni soportar presiones de nadie. Esa parte no entra dentro de sus responsabilidades ni se corresponde con el encargo que personalmente le hice. 
  10. Ésta es nuestra postura, emitida desde nuestra independencia y el respeto a los que optan por secundar la contraria. Podrá ser compartida ó no, pero debe ser respetada. Continuaremos hablando con todo aquel que de manera formal nos lo solicite, de la misma forma que seguiremos tomando nuestras propias decisiones sin aceptar injerencias en las mismas.
Para concluir, creo que era necesario emitir estas consideraciones aunque, como podréis comprobar en una de sus contestaciones a uno de los correos recibidos desde un alto cargo de un COF, nuestra compañera sabe defenderse por sí misma.

Un abrazo,
Javier

Buenos días Juanjo:
   Desayunarse con una bronca gratuita siempre hace que se empiece el día de un humor especial.
   Creo que te has calentado en exceso y lo has pagado con quien no tiene culpa.
  Desde el principio dejé claro que acudía porque así me lo había pedido mi presidente y porque yo personalmente soy de la opinión de que las negociaciones con el Conseller pueden ir paralelamente a las de Servicios. Si paralizamos la presentación de estos servicios, estamos dándoles pie a que nos acusen de ser nosotros los que hemos roto todo, sin embargo si dejamos atados y bien atados todos los servicios que ofrecíamos, creo que si no con esta Administración, se podrán tratar con la que tenga que venir. Pero por nuestra parte ,no habrá quedado.
  Por otro lado me duele ver que como siempre, a los rurales siempre se nos tiene en cuenta para el interés general de los que podéis vivir de vuestra farmacia. Se nos enarbola como garantes del modelo mediterráneo y ahora se nos acusa de alta traición. Ah y además de sobornables.
  No estamos del lado de la Administración, aunque me reconocerás que cuesta estar también del lado de los Colegios siendo rural paupérrimo. Pago lo mismo que tú al Colegio, tengo cinco veces más guardias, no tengo vacaciones, ni siquiera tengo derecho a ponerme enferma y como colofón no llego a fin de mes. ¿Hacen algo los Colegios por mí? No. ¿Lo hace la Administración? Tampoco. Pero ya que se nos ha tenido en cuenta por primera vez en la historia de los rurales, no vamos a ser nosotros los que rompan las negociaciones de los Servicios. Que la Administración no tenga la excusa una vez más de que hemos sido los farmacéuticos los que hemos tirado todo al traste.
  En fin Juanjo, creo que te has calentado un poco y que (hablo por mí) por lo menos yo no merecía esta bronca y este ataque tan directo y matutino.
  También pones en duda nuestra legitimidad y yo solo digo que si los Colegios nos representaran a todos los niveles de oficinas de farmacia por igual, nuestra asociación ni muchas otras, serían necesarias y ahora no estaríamos pensando si son o no son legítimas.
  Y para acabar, dices que todos somos farmacéuticos, compañeros de profesión. Efectivamente, por eso nunca he entendido ni entenderé, por qué por un simple hecho de UBICACIÓN, unos se enriquecen y otros no llegamos. 

Un abrazo.
Sara

2 comentarios:

Mario dijo...

Vaya por delante que no conozco el tema de esta negociación en profundidad. Dicho esto, me permitiré hacer una reflexión general.
Es cierto como la vida misma que a los rurales sólo se les ha tenido y tiene en cuenta a la hora de hablar de las bondades del modelo español de farmacia. También es verdad, a Dios gracias, que algunos "pinitos" se han conseguido y vivimos tiempos de cambio que sólo el Altísimo sabe los cambios que producirán. Siendo esto cierto y de justicia reconocerlo, a estos garantes del modelo también se les tiene que reconocer y respetar (a mi modo de ver no sin cierta vergüenza oficial por dejación de funciones, de representatividad, al menos, y atención en muchas ocasiones a intereses espurios y cortoplacistas, asi como a temores liberalizadores varios) el trabajo realizado en pro de sus propios y legítimos intereses. SEFAR está consiguiendo con trabajo y tiempo, pico y pala, colocarse en los foros adecuados para dar voz a los tantas veces sin voz, y eso, historia de la vida y la naturaleza humana, escuece a algunos malacostumbrados. Desde aquí mi más sincero reconocimiento a la labor de todos los farmacéuticos rurales y a SEFAR como asociación, que sin "sacar los pies del tiesto" están trabajando por dignificar a toda la profesión. Aun así, me temo que chocarán una y otra vez con actitudes caducas y temerosas que, si se abordaran con espíritu algo más elevado, sus tenedores se percatarían de que hasta van en su propio beneficio.
Es la opinión de un ex-boticario rural que lo fue durante 10 años, y que se salió precisamente en busca de una vida mejor. Ánimo, ánimo y ánimo, Sara y demás compañeros. Un abrazo. Mario.

Francisco Javier Guerrero García dijo...

Gracias Mario por tu aportación y por los ánimos que nos insuflas en tu comentario. No dudes que tendremos que hacer uso de ellos cuando la motivación, y el empuje que te otorga la buena voluntad de todos los que aquí estamos decaigan.

Hemos adoptado la postura que entendíamos más coherente aunque nos haya supuesto, una vez más, enfrentarnos a posturas "oficialistas".

Sólo comentarte en relación a esta cuestión que en la mañana de hoy ha tenido lugar otra reunión y han acudido a la misma todos los integrantes de la comisión (patronal y SEFAC), sólo han faltado los COF.

Curiosamente todos han resaltado lo que se ha adelantado esta mañana en el trabajo que se está desarrollando.

Los servicios farmacéuticos podrán salir adelante ó no, pero por los farmacéuticos no habrá de quedar de aportar nuestras ideas y trabajaremos, siempre que se nos llame, y por supuesto nos dejen, para ofrecer un futuro a nuestra profesión.

Desde el pueblo más pequeño de la provincia de Sevilla...

Un fuerte abrazo y felices fiestas,
Javier