lunes, 30 de enero de 2012

Reflexiones en la Soledad del Farmacéutico Rural (y XVII)

"Monti", Fondo de Solidaridad,....y Céntimo Solidario

Tras el archivo del Dictamen Motivado en Europa y a pesar de la pésima situación y el negro futuro que parece esperar a la oficina de farmacia en España, muchos se habían apresurado a descorchar las botellas de champagne ó de cava para celebrarlo.

El caso es que, en una situación de crisis económica como la actual, se exige si cabe, mayores dosis de prudencia a todas las declaraciones porque, como ya hemos podido ver, en sus inicios, el que toma las riendas e intenta enderezar la nave es el Ministerio de Hacienda, que ejerce un férreo control sobre las políticas que deseen desarrollar el resto de ministerios. Posteriormente, y sin pudor alguno, podemos apreciar cómo la autonomía de decisión de Hacienda se ve influenciada, cohartada, y finalmente tutelada por la dictadura de los mercados ante la imperiosa necesidad de financiación del país.

Este devenir provocado por la crisis llegó al extremo de provocar que un tal Monti, calificado por los medios de información como un "tecnócrata", accediese a gobernar Italia sin elecciones previas, desbancando de la noche a la mañana del puesto de primer ministro a su antecesor, Silvio Berlusconi.

La imagen de Monti dista mucho de la de Berlusconi. A punto de alcanzar los setenta, aparece en todas sus comparecencias como una persona pausada y elegante que desborda y transmite tranquilidad, aplomo y seguridad en todas sus declaraciones, por lo que su decisión de liberalizar las condiciones de acceso a la OF (diría más bien flexibilizar) no parece responder a un arrebato de ira ó de odio racial hacia el sector.

No voy a entrar a valorar el Decreto en cuestión pero sí daré a conocer algunos datos que creo resultan de interés para todos los que ejercemos en el entorno rural, y en particular para los que estamos al frente de boticas pequeñas. Después, que cada cual saque sus conclusiones:

- El modelo de farmacia italiano es uno de los que responde a las características de lo que se ha dado en llamar Modelo Mediterráneo de farmacia. Es decir, las condiciones de ejercicio están reguladas por el Estado y no existe la libre apertura en aras de hacer al servicio farmacéutico accesible para todos los ciudadanos. Aquí se ha acuñado un término que es el de la CAPILARIDAD.

- El ratio de OF en Italia, antes del Decreto, estaba situado en una OF por cada 3400 habitantes, y tras su publicación, cambia a una por cada 3000 habitantes (más elevado todavía que en España), flexibilizando las nuevas aperturas e intentando salvaguardar la accesibilidad a toda la población con independencia de donde ésta viva.

- Lo que me ha llamado mucho la atención en todo este batiburrillo de terminología legal y lenguaje transalpino ha sido lo que aparece en el punto 11 del artículo del mismo número (página 19)  relativo a la OF y que establece lo que ellos han denominado fondo di solidarietà nazionale per l’assistenza farmaceutica,  Fondo de Solidaridad Nacional para la Asistencia Farmacéutica.   

- Este Fondo de Solidaridad Nacional se sufraga con aportaciones de las farmacias urbanas de forma proporcional a sus facturaciones y su destino es garantizar a los titulares de OF ubicadas en poblaciones de menos de 1000 habitantes unos ingresos equivalentes, como mínimo, al 150 % de los ingresos netos obtenidos de acuerdo con el convenio nacional (página 46 del último convenio al que he tenido acceso, y que data del 2009), por un socio farmacéutico de primer nivel con dos años de servicio. En base a lo anterior, los ingresos netos de un farmacéutico rural con OF en una población de menos de 1000 habitantes siempre tendrían que ser superiores a:

1882.97€/mes x 1.5 = 2824.45 €/mes

Al mismo tiempo, y para las nuevas aperturas previstas (unas 5000), se otorgará preferencia a los que hasta ahora no han sido titulares de ninguna y a los propios farmacéuticos rurales.

Para los mal pensados, y para los que me otorgan mayor capacidad de influencia de la que realmente tengo, juro que no conozco a Monti de nada y que no he hablado nunca de esto con él, pero este Fondo de Solidaridad Nacional para la Asistencia Farmacéutica se asemeja mucho a la propuesta del Céntimo Solidario para el Sostenimiento del Modelo Español de Farmacia.

Como he dicho anteriormente, no voy a comentar el mecanismo empleado por Monti, pero sí ha quedado claro que las medidas liberales puestas en marcha por su Ejecutivo (al contrario de los distintos globos sonda que han llegado desde el sector), se han visto complementadas con medidas de estímulo y apoyo a las OF con menor poder económico y ubicadas en zonas rurales....imagino que en aras de seguir garantizando lo que verdaderamente importa, la universalidad del servicio (aquí lo llamamos capilaridad).

Mientras aquí seguimos intentando mantener la capilaridad con unas condiciones que lo hacen imposible y culpando a los distintos Gobiernos por recortar el precio de los medicamentos porque "aún no ha llegado el momento" de dar el paso imprescindible de desvincular los ingresos de las OF del margen comercial y vincularlos al acto profesional. 

Quizás el miedo a dar este paso radique en que supondría una reforma estructural de calado que debería abordar la retribución del sector, lo que forzosamente llevaría a una redistribución del presupuesto que se destina a OF ó, como dijo en una ocasión el que fuera alto cargo del Ministerio de Sanidad, Martínez Olmos, esto supondría "repartir mejor la tarta...."
En definitiva, y como llevo diciendo hace algún tiempo, lo ideal sería que la propia profesión liderara esta transición y propusiera medidas que condujeran a equilibrar el sistema, de lo contrario, deberá ser la propia Administración la que ajuste ó intente equilibrarlo para evitar que éste se caiga definitivamente, y si esto es así, la que a priori no debería salir perjudicada sería la OF rural porque es la que justifica el status actual de la botica. 

Para finalizar, lo que sí tengo claro es que esta situación no puede sostenerse más y que cada vez más compañer@s verán en medidas como ésta su tabla de salvación....al tiempo.

Desde el pueblo más pequeño de la provincia de Sevilla....

Un fuerte abrazo a tod@s,
Javier

PD: Éste es el enlace al Decreto desde la web del Gobierno italiano. La parte que alude a la farmacia se encuentra en el capítulo III, artículo 11, y la que trata sobre el Fondo de Solidaridad Nacional se corresponde al punto 11 de dicho artículo (página 19). Aquí tenéis un enlace al traductor de Google y una traducción, algo cutre, del contenido del punto 11 pero que no dista mucho en su contenido de la real:

 11. El Instituto Nacional de Bienestar y Asistencia de Farmacéuticos (ENPAF), un fondo nacional de solidaridad para la atención farmacéutica en los municipios con menos de mil habitantes. El fondo se financia con las farmacias urbanas, mediante el pago, a favor del ENPAF, de una cuota porcentual a la facturación determinada por el grado suficiente para asegurar que los farmacéuticos propietarios de farmacias en poblaciones de menos de mil habitantes, alcancen un beneficio neto de no menos de ciento cincuenta por ciento de los ingresos netos obtenidos, de acuerdo con el convenio colectivo nacional, por un socio farmacéutico de primer nivel con dos años de servicio. El ENPAF proveerá la compensación que le corresponda, que permite el logro de los ingresos netos esperados del período anterior. El método de aplicación de las disposiciones de este párrafo se establecerá por decreto del Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, en consulta con el Ministro de Economía y Hacienda.


4 comentarios:

paco dijo...

Sera esta la solución para la dignificación de la farmacia rural y su sostenimiento de aplicarse esta medida en España y no las míseras ayudas contempladas en el RD 9/2011.?, Que tome nota el consejo General de Farmacia, yo algún que otro compañero rural despistado que aun sueña con la quimérica ilusión de vivir, económicamente hablando, de los ingresos derivados de su margen comercial y repudia como quijote contra molinos, cualquier tipo de asignación, que derive en unos ingresos extras en su ejercicio diario en post de la prestación y la asistencia farmacéutica a la población rural., pero sobre todo que tome NOTA LA ADMINISTRACIÓN, que es la responsable en última instancia de no solo garantizar una prestación sanitaria universal como es la prestación farmacéutica, también debe garantizar unos servicios básicos en el medio rural que impidan su despoblamiento, Siendo la última responsable en el mantenimiento de unos servicios básicos, como los sanitarios, que articulen el territorio nacional tanto desde una perspectiva social y vertebradora del mismo.

Mis mas sinceras felicitaciones a Javier presidente de la SEFAR, por su magnifico articulo.

Francisco Javier Guerrero García dijo...

Gracias Paco por enviarme la noticia primera y por ponerme en el buen camino. Sólo he indagado, como siempre a través de la red, hasta obtener el resto de la información que ha permitido terminar el artículo.

Resulta bastante esclarecedor y ofrece mucha luz sobre la/s posible/s solución/es al problema.

Un fuerte abrazo,
Javier

Mario dijo...

La remuneración por servicios acabará imponiéndose, creo que no hay otra. La profesión, efectivamente, debe estar presente para pilotar este cambio remunerativo. Si no se posiciona a tiempo y con argumentos serios, demostrando que está convencida del valor de la farmacia, le "robarán la cartera", y asistiremos posteriormente al llanto y crujir de dientes, a las posiciones victimistas de los que no quisieron abrazar un cambio que por naturaleza y profesionalidad les compete apadrinar.

Francisco Javier Guerrero García dijo...

Yo también lo creo, Mario, pero existe una ausencia de masa crítica dentro del sector bastante preocupante, y sin ella, parece faltar el empuje necesario que obligue a tomar decisiones.

La profesión se la está jugando y, a pesar del tiempo perdido, aún puede participar de la construcción de su futuro. Pero el tiempo corre..., diría más, vuela, y lo que me preocupa en mayor medida no es el destino final de nuestra actividad profesional, sea cual sea, sino la cantidad de compañer@s que dependen/emos de las decisiones de algun@s que, por falta de valentía ó por salvaguarda de intereses personales se olvidan de la tan necesaria visión colectiva.

Un fuerte abrazo y gracias por pasar por aquí....