miércoles, 11 de mayo de 2011

NUESTRO AMIGO EL SAS.

Os paso una noticia del Diario de Sevilla, para que comprobéis el talante “dialogante” y la aptitud “poco mafiosa”, de la administración andaluza en particular, pero que se pondría extender a todas las administraciones con la oficina de farmacia cuando no nos plegamos a sus exigencias, en este caso dar el visto bueno al concurso de fármacos andaluz, concurso que como bien me apunto un compañero ya existe en Alemania, con sus particularidades y matizaciones especificas, abajo del todo os pongo la situación alemana, así como el pago a las farmacias que en Alemania no es por margen, si no pago fijo por receta dispensada ( concretamente 5,8 euros por envase dispensado independientemente del precio de la medicina, ganas igual dispensando un ibuprofeno que un Zyprexa, en mi opinión personal más lógico ya que lo importante es el acto de dispensación y no el producto vendido, además de desvincular a la farmacia de las continuas bajadas de los productos, a no depender nuestros ingresos del precio del producto dispensado.)

http://www.diariodesevilla.es/article/andalucia/972103/los/farmaceuticos/rechazan/plano/la/subasta/sas.html

Los farmacéuticos rechazaron ayer de plano el paquete de propuestas sectoriales que incluía el proyecto del SAS de adoptar medidas concretas para lograr ahorros adicionales en la factura pública de medicamentos. Tras diez meses de accidentadas negociaciones entre representantes del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cacof) y de la Administración sanitaria, este desencuentro rompe una etapa de 15 años de entendimiento que ha hecho posible que la receta electrónica o la prescripción por principio activo sean realidades enraizadas en la sanidad andaluza y exportables a otros territorios del Estado.

La reacción de la Junta no se hizo esperar. Tras conocer que el Cacof rechazaba la ratificación del acuerdo, la consejera de Salud, María Jesús Montero, anunció que el SAS denunciará el convenio que rige las relaciones con los colegios hasta 2012 y que, en dos meses, esas condiciones dejarán de estar en vigor. Montero explicó algunas de las consecuencias de la ruptura: ya no hay compromiso de plazos de pago conveniado entre el SAS y los farmacéuticos para abonarles las facturas, la Administración se reserva la opción de sacar del canal farmacia los medicamentos y productos sanitarios que considere oportunos para su dispensación en distritos y hospitales y, a partir de ahora, la Junta será el proveedor de todos los centros sociosanitarios de la comunidad. De momento (esto es sólo el principio), ése es el precio a pagar por un sector que, a ojos de la Administración, no entiende que la crisis obliga a buscar ahorros en la partida de 2.000 millones de euros anuales que la sanidad pública andaluza paga en medicamentos dispensados en las farmacias.


En Alemania ,desde abril de 2007,los seguros sanitarios han

incluido dentro de su cobertura aseguradora únicamente medi-

camentos adquiridos a través de los denominados contratos de

descuento, en el caso de los medicamentos para los que existen

estos contratos.Mediante estos contratos,resultado de la

presentación de ofertas a subastas competitivas,cada asegurador

determina el descuento que ofrecen los laboratorios selecciona-

dos, sean de genéricos o de marca.Las oficinas de farmacia tienen

la obligación de sustituir las prescripciones de medicamentos no

cubiertos por contratos de descuento por los que sı´ están

cubiertos (sustitución obligatoria).Desde enero de 2009 no se

pueden llevar a cabo subastas que incluyan de forma conjunta

más de un principio activo(losdenominados )contratos conjun-

tos*). En agosto de 2008,AOK,el mayor seguro sanitario,subasto´

el contrato de 64 principios activos genéricos quesuponenel46%

de su demanda total de medicamentos,realizando una subasta

separada para las 5 regiones en que se dividió el país a tal efecto.

El resultado de la subasta , abierta a todos los laboratorios

europeos, es un contrato para cada principio activo y región, con

una duración de 2 años y la opción de ampliarlo a un tercero.



ALEMANIA.



En 2004, en el marco de la reforma sanitaria Alemana, se optó por que la remuneración de los farmacéuticos estuviese al margen de los fármacos, y se pasó de un sistema de márgenes a uno de cuotas en el que se estableció en origen una ganancia de 8,6 euros por envase dispensado y un porcentaje del 3% a precios de minoristas. Seis años después, en 2010, este umbral ha sufrido 4 actualizaciones, todas a la baja. Como resultado las farmacias alemanas reciben 5,8 euros por envase. Además, se ha autorizado el envió de medicamentos por correo abriendo las puesta a las farmacias por Internet. Anteriormente a esta reforma el margen de la oficina de farmacia era del 29.7% (con una oscilación entre el 23.1-40.5%, eran márgenes variables y decrecientes en función del precio del adicción del medicamento. Estos porcentajes no incluían el IVA.

8 comentarios:

farmaceutica dijo...

Hola. Me gustaria saber que piensan el resto de partidos politicos de esta medida . Saludos. Increible la actitud del SAS

jesus dijo...

Es un chantaje intolerable

Sejo dijo...

Si se rompe el convenio entre SAS y farmacéuticos ¿qué pasará a partir de julio? ¿tendrán que pagar los pacientes el precio total de los medicamentos?

jesus dijo...

supongo que seguiremos dispensando recetas y rezando para que nos las paguen lo antes posible, y entonces el SAS sabrá que puede hacer con nosotros lo que quiera

Fco. Javier Guerrero dijo...

Buenos días a tod@s,

En relación a los comentarios, lo único razonable es que no sabemos qué va a pasar.

En estos momentos de incertidumbre lo único que puedo hacer es repetiros las palabras que el abogado del RICOF de Sevilla dijo en la Asamblea del Lunes 09 de Mayo:

"Si el SAS denuncia el convenio, en el plazo de dos meses el paciente acudirá a la OF y deberá pagar de forma íntegra su tratamiento".

Según mi opinión personal, espero que esto no pase porque no le interesa ni al SAS ni a la propia OF. En su lugar desearía que se siga negociando en el más estricto sentido de la palabra, es decir, negociando para intentar obtener una postura beneficiosa para ambas partes.

El sentido común y el servicio que los ciudadanos reciben deberían primar en este proceso.

Un fuerte abrazo,
Javier

Sejo dijo...

Pues al final el convenio ha sido denunciado por el SAS y nos encontramos en una prorroga de 2 meses que termina el 10 de julio. No comprendo como el SAS puede crear esa incertidumbre, no ya en los farmacéuticos, sino también en los pacientes que no saben que va a pasar con sus tratamientos a partir del día 11 de julio. Menos se entiende aún que la Consejera de Salud haya formado este embrollo en plena campaña electoral, con las repercusiones que ello va atener en la opinión pública. Además, la denuncia del convenio va acompañada de una series de medidas que endurecen la dispensación por principios activos en los 40 dias previos a la extinción del mismo.

Sejo dijo...

La Consejera de Salud de la Junta de Andalucía ha conseguido que farmacéuticos, industria, distribución y partidos políticos se pongan en su contra. La portavoz de sanidad del partido popular ha criticado la actuación de la Consejera (http://www.farma-mail.com/modules.php?name=News&file=article&sid=2829). La ruptura del convenio, y su actuación posterior endureciendo las condiciones de dispensación, no facilitan el diálogo. Además, está creando una enorme incertidumbre en los pacientes que no saben que va a pasar a partir del 11 de julio, fecha en que termina el convenio.

Sejo dijo...

Las nuevas medidas del SAS, obligando a las farmacias andaluzas a dispensar exclusivamente el medicamento de menor precio, van a perjudicar enormemente a los pacientes de los núcleos rurales. ¿Cuántas veces hemos dispensado un medicamento de precio algo mayor?, aun sabiendo que el SAS no nos iba a pagar esos euros o céntimos de diferencia, con tal que ese paciente no se quedara ese día sin tomarse la medicación. Eso ya no va a ser posible. La anulación total de la receta va a impedir que podamos hacer este tipo de sustitución. Además, el hecho de que todas las farmacias soliciten a los distribuidores las mismas marcas, va a provocar problemas de suministro, con lo cual habrá bastantes días en que no tengamos las marcas de menor precio. Entonces el paciente tendrá que coger el coche (si es que lo tiene) y buscar el medicamento en las farmacias de los pueblos próximos. Así que pongo en duda que estas medidas están pensadas en “beneficio” del paciente.