miércoles, 10 de noviembre de 2010

REFLEXIONES EN LA SOLEDAD DEL FARMACÉUTICO RURAL (y XIII)

MI PASEO POR LAS NUBES......y LAS "ALFOMBRAS"

Alguna vez he comentado que hablo peor que escribo -y tampoco considero que haga esto último demasiado bien-, el caso es que cuando me siento ante el procesador de texto me asombro de la capacidad que a veces tengo de encontrar  un sinfín de palabras que no creía albergar en mi memoria.

Hoy acudo a ella y no encuentro ninguna que me permita expresar la sensación placentera de poder sentarme ante el ordenador disponiendo de algo de tiempo para escribir tras unos días de contínuo ajetreo que me han abstraido de la vida "normal" que llevo.

El día en el que comienzo a escribir este post me encuentro descansando, disfrutando de un agradable día otoñal, un descanso que podría haber empleado en sentarme a leer un buen libro al abrigo de la estufa mientras fuera, en la calle, llueve sin parar. No existe a mi juicio mejor banda sonora que ésta, ni muchos placeres que igualen la agradable sensación de pasar la página y levantar la vista del libro por un momento para gozar de algo tan simple como observar las gotas de lluvia deslizándose de forma anárquica por el cristal de la ventana. En este marco incomparable de cosas normales y sencillas que conforman el que hoy constituye mi particular remanso de paz y tranquilidad, la única forma posible de mejorar esta escena es que la misma se desarrollara junto a una chimenea para poder añadir a este cúmulo de sensaciones el caprichoso baile de la llama y el crepitar de la madera al arder.

Todo lo escrito hasta ahora constituye mi afán por describir un día de descanso ideal, lo que me apetecería tras el exceso de trabajo, tras un final de mes de Octubre realmente agotador -el congreso de Bilbao, el EV2 en El Madroño y la visita al antes Ministerio de Sanidad (y ahora de muchas cosas más)-, pero lo ideal no se corresponde con lo normal, y en mi vida normal, lo habitual -como al final ha sido- es que necesite varios días para poder concluir este post.

Pese a todo, y aunque no he podido gozar de todo lo descrito en su totalidad, creo que a nadie le molestará que yo aspire a poder disfrutar de, al menos, unos minutos ó algunas horas de esta aparente irrealidad, creo que incluso es legítimo y justo, al menos es lo que me pide el cuerpo tras mi paseo por las nubes ó las "alfombras" del Congreso y el Ministerio porque, una vez he aterrizado en MI normalidad, casi sin querer, de forma inconsciente, he vuelto la vista atrás, a todo lo hecho, hablado, escrito y al resultado de todo este empeño, porque no puedo dejarme llevar por los espejismos que tanto boato provocan, no puedo perder de vista que el fin último de todo este trabajo añadido es la obtención de resultados, con esa meta trabajamos cada día y quizás podamos estar más cerca de esto último... o quizás no, a día de hoy no podemos saberlo.

El caso es que tras la visita al Ministerio, la sensación que me traje, y la que resume la entrevista que mantuvimos allí es la siguiente:

- El Ministerio conoce ó percibe que existe un problema pero desconoce la magnitud del mismo.

- El Consejo parece haber incidido sobre esto y los ha puesto al corriente según nos confirmó en el transcurso de la entrevista D. Alfonso Jiménez Palacios.

Ante estas dos afirmaciones me asaltan algunas preguntas:

- Si el interlocutor de la farmacia ante el Ministerio y el propio Ministerio conocen y reconocen el problema ¿a qué esperan para ponerse manos a la obra y resolverlo?

- ¿Es tan importante "el asunto" de las Mútuas como para relegar a un segundo plano la difícil situación que soportan los compañeros que ejercen en OF de pequeñas poblaciones?

- Si como parece, el estudio de viabilidad económica es imprescindible ante la ausencia de datos objetivos que puedan fijar este umbral de rentabilidad de la OF, ¿por qué hay tres ó cuatro colegios que aún no han aportado datos ni se les espera, al parecer por sus malas relaciones con el Consejo?.

- ¿Es la política -en este caso farmacéutica- una herramienta al servicio de la profesión ó hay compañeros que hacen de la política una profesión donde los intereses ó desavenencias personales se anteponen a los del conjunto de sus representados?

Quizás en la respuesta a esta última pregunta se encuentre el germen de la aparición de asociaciones provinciales y autonómicas y de la propia SEFAR, y esto a pesar de la tradicional pasividad y la apatía de un colectivo como el farmacéutico.
Probablemente todo esto responda a la sensación de lejanía que los farmacéuticos de base sentimos respecto a los organismos de representación, la jerarquización del organigrama teje una tupida red que impide el necesario feed-back entre dicho organismo y los farmacéuticos de base.
Al final, son muchos los kilómetros de alfombra recorridos,  muchos los pasos que adentran a nuestros dirigentes en otros ambientes de corte político, los mismos pasos que los separan de las bases ó del conocimiento directo de la situación de los propios compañeros a los que representan.

Todos reconocen el problema y no todos aportan su granito de arena para resolverlo...esta reflexión sigue girando en mi cabeza tras mi "paseo por las nubes" de este final de Octubre, y por más vueltas que le doy, sigo sin comprenderlo. No sé si responderá al echo de considerarme un farmacéutico normal, que lleva una vida normal, en una farmacia situada en un pueblo normal, pienso que quizás el problema radique en ser tan "normal" y esto sea lo que me impide comprender estos dimes y diretes, estos "juegos palaciegos" a los que ni me acostumbro ni quiero acostumbrarme porque lo único que quiero -como la gran mayoría de mis compañeros- es dedicarme a seguir proporcionando un servicio y me gustaría que me permitieran seguir haciéndolo previa garantía de unas condiciones laborales y retributivas dignas.

Ser presidente de la SEFAR es un trabajo añadido que no repercute económicamente en mi cuenta de resultados, exactamente al contrario -y con la situación económica actual veremos hasta cuando-, pero creo en el paso que hace tan sólo unos meses dimos una serie de compañeros, entre los que me alegro de encontrarme, y sigo creyendo que si no hubiéramos tomado esta decisión en su momento, los farmacéuticos rurales seguiríamos condenados al ostracismo más absoluto.

¿Quiénes somos?, ¿cuántos somos?,... me han hecho estas preguntas en multitud de ocasiones y cada vez que vuelven a formulármela me pregunto ¿qué importancia tiene este detalle?, quizás deberían preguntarse dónde está el secreto de que la SEFAR en seis meses de existencia haya conseguido un grado de visibilidad tan elevado, algo que creo se fundamenta en nuestro firme interés por ser la casa de todos los compañeros rurales y en no tener la más mínima intención de pisar el trabajo que otras asociaciones provinciales y/o regionales han llevado y llevan a cabo en sus lugares de actuación, sólo buscamos aglutinar a todos los compañeros para intentar buscar soluciones a los problemas generales que todos tenemos con independencia de la legislación autonómica vigente para cada uno.


Quizás la postura mantenida desde la SEFAR sea impopular entre los que esperaban un enfrentamiento directo, no voy a discutir esto, lo que si estoy seguro es que es la más complicada porque, como he dicho antes, la normal ó la que todos hubieran entendido como normal sería una postura de fuerza fuera de los "cauces" ordinarios, dicho lo cual, también se entenderá como normal que yo escriba hoy y aquí que no podemos estar eternamente caminando por estos "cauces" ordinarios viendo cómo pasa el tiempo y la situación empeora mientras TODOS conocen la situación, dicen tener claro que hay que hacer algo y no parece que hagan nada para solucionarlo.


Dicen que las prisas no son buenas, yo comparto esta afirmación pero, cuando un problema de esta magnitud se deja larvar durante años, al final lo que tienes entre manos es una bomba que amenaza con estallarte en toda la cara, un problema de inmensas proporciones que necesita de soluciones que tendrán que ser de aplicación aún más rápidas en función del tiempo que se tarde en afrontarlo, y soluciones directas y rápidas hay, ¿o acaso no recuerda nadie la rapidez de aplicación del RD 08/2010 en un momento de urgencia?...., sólo espero, ó mejor anhelo que antes que después el estudio de viabilidad económica -como primer paso de la posible solución- se estructure y se finalice, y después que cada uno se ponga en su sitio y tenga la valentía de posicionarse claramente, de lo contrario tendremos que plantearnos si el camino elegido sigue siendo el correcto ó necesita un cambio de rumbo.

El tiempo apremia y la situación de cada vez más compañeros es a día de hoy insostenible, ante esto sigo queriendo pensar que la puerta a la que llamamos es la correcta, no obstante, y si se viera que esto no es así, hay muchas puertas a las que llamar que seguro abrirían los brazos a un colectivo de farmacéuticos indignados y cabreados por no obtener respuesta a sus justas reivindicaciones......(Pues sí que ha dado de sí mi paseo por las nubes...y las alfombras)

Desde el pueblo más pequeño de la provincia de Sevilla....

Un fuerte abrazo a tod@s,

Javier

2 comentarios:

paco dijo...

n articulo como siempre excelente.
Mi pregunta, si el estudio sobre la situación de la farmacia rural es importantisimo para esclarecer el futuro de la misma; que ocurrira si estos 3 ó 4 colegios que mencionas se niegan rotundamente en facilitar los datos, que pasara con el estudio, será una escusa para que el consejo no lo realize, o lo dilapide en el tiempo, o lo realizará a pesar de no disponer de todos los datos, ...
último comentario deberian facilitar el nombre los colegios que se nienga a facilitarlos, ya que estos solo tienen a mi juicio un solo calificativo, Son unos sinverguenzas.

Fco. Javier Guerrero dijo...

Hola Paco,

Creo que no ha de ser una excusa si el compromiso por su parte es realizarlo, tengo que creer en este compromiso, aún así, por mi parte estoy encima del tema para que no se dilate en el tiempo.

Lo de facilitar los datos de quiénes son creo que es contrario a la LOPD y a mí sólo me insinuaron el número, nunca me dijeron quiénes eran.

Espero poder transmitir noticias positivas a este respecto en breve, ya te digo que estoy en ello.

Abrazos y gracias de nuevo por tu comentario,
Javier