jueves, 18 de junio de 2009

PAGO POR SERVICIO Y NO MARGEN

Es reconfortante ver como ideas que hace mucho tiempo has estado defendiendo, y por las que te tachaban de loco o iluminado se van abriendo paso. A raíz del artículo de nuestro compañero Andrés Reviriego, donde apuntaba la necesidad de asegurar la viabilidad de las farmacias más pequeñas, le conteste privadamente comentándole mi total acuerdo con sus planteamientos.
En un modelo planificado como el actual, no es aceptable que existan diferencias tan marcadas de facturación y rentabilidad entre unas y otras farmacias, porque origina una falta de equidad y justicia en el modelo, que a la larga perjudica a todo el sistema por las tensiones que origina.
Esta situación es consecuencia del agotamiento de un planteamiento que comienza en 1941, cuando se establecen por primera vez en España criterios de planificación y que empieza a mostrar sus debilidades a partir de los años 80, cuando por la simplificación de estos criterios se obliga a la apertura en municipios cada vez más pequeños.
El escenario actual, requiere de imaginación y voluntad política para solucionar una situación que cada vez se hace más insostenible para mucho de nuestros compañeros establecidos en estos pequeños municipios.
Quizás la única solución, sin alterar el modelo planificado que actualmente tenemos, pasa por un cambio en la remuneración de las farmacias, pasar de un pago por margen a un pago por servicio.
Esta solución, que personalmente he defendido desde hace mucho tiempo, se va abriendo paso cada vez más, y países con modelos similares están barajando la posibilidad de implantarla, el ultimo ha sido Italia, donde la autoridad antimonopolio ha sugerido que para favorecer la competencia del mercado de medicamentos seria más conveniente pagar a los farmacéuticos por servicios en lugar de por márgenes de los fármacos.
Este sistema ya está implantado en otros países, donde se asegura un mínimo de ingresos a las oficinas de farmacia independientemente de su facturación, complementándose posteriormente según las recetas dispensadas y su adhesión a diferentes programas de educación sanitaria.
Solo queda que nuestros compañeros más favorecidos por un modelo, no lo olviden, que gracias a la planificación les permite estar en lugares privilegiados, entiendan que cualquier cambio que favorezca la viabilidad de las pequeñas oficinas de farmacia, les favorece también a ellos, porque contribuye a la sostenibilidad de un modelo que indiscutiblemente les beneficia.
Francisco González Lara

5 comentarios:

Antonio Villafaina dijo...

No puedo dejar de estar más de acuerdo contigo, he defendido muchas veces el pago por servicios y me han llamado de todo, creo que es la única manera de conseguir dignificar a la profesión en muchos aspectos, y de hacer sostenible a la farmacia rural.
un coordial saludo y muchas felicidades.

Fco. Javier Guerrero dijo...

En primer lugar Antonio Villafaina, muchas gracias por tu colaboración a modo de comentario, se agradece que uno de los miembros del blog Salud y Otras Cosas de Comer se deje caer por esta página.
El pago por margen de venta es uno de los lastres que tiene el sistema actual de farmacia, independientemente de que es bastante perjudicial para las OF mal ubicadas y por ende para la Farmacia Rural, es lo que nos da una imagen más cercana a una tienda que a un establecimiento sanitario.
El pago por servicios, además de permitirnos obtener unos ingresos dignos, permitiría, tal y como dices, dignificar la profesión dándole un carácter sanitario que da la sensación de haberse dejado de lado y permitiendo que obtuviera mejores ingresos el mejor profesional, no el mejor situado.
Desde el pueblo más pequeño de la provincia de Sevilla......
Enhorabuena por vuestro blog y gracias por el comentario.
Javier

Ch.RubioPréjano dijo...

Sería una buena solución para el mantenimiento de una OF en un pueblo pequeño, nos evitaría vivir con la incertidumbre de cuánto tiempo podré permanecer aquí?, con lo que eso supone para nuestras vidas y el mantenimiento de una familia, y la mejor forma de no sentirnos infravalorados.Un saludo desde La Rioja.

Antonio Villafaina dijo...

Gracias a vosotros compañeros!
Quizás es un buen momento para proponer cambios, creo que desde las administraciones sanitarias no se vería mal, el sistema sanitario necesita del servicio del farmacéutico (el de verdad, dispensación activa, seguimiento intercambabilidades, adecuación terapéutica no confundir con las ventas), creo que el problema lo tenemos en casa y que cualquier cambio de sistema para que se pagase por servicios chocaría frontalmente con los que peor servicio prestan, que, salvo honrosas excepciones, son los que más venden. Si se puede!!
Un saludo

LUIS dijo...

Y aprovechando la reforma del sistema la liberación de las farmacias ¿Porque yo teniendo el mismo título mis servicios no pueden competir con los tuyos?

Luis Trinidad
Farmacéutico Serradilla